2 comentarios el “¿Por qué nos odian?

  1. Pingback: ¿Por qué nos odián?

    • Hoy he leído un comentario que hacía una interpretación del texto del artículo 13 de la Declaración de los DDHH. Decía que “elegir su residencia en el territorio de un Estado” no es lo mismo que “en el territorio de CUALQUIER Estado”, que si no estados como EEUU no lo hubiesen firmado.
      Bueno, pues lo que pone es lo que pone (se entiende muy bien) y es lo que firmaron. Es cierto que solo firmaron la declaración, que no implicaba obligaciones jurídicas como se pretendía en un principio. Hasta 1976 no se llegó a un acuerdo con esas obligaciones jurídicas al entrar en vigor el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Estos pactos tienen numerosas condiciones que limitan a conveniencia de los países firmantes los derechos reconocidos en la declaración de 1948, dejándolos en ocasiones tan mutilados que quedan irreconocibles.
      Es decir, se reconoce una cosa pero a la hora de actuar se hace otra… ¿Aún sorprende?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s